Nova web conflictmineralsDesde la campaña #ConflictMinerals hemos actualizado la página web con el objetivo de dar más visibilidad a todas sus vertientes y líneas de actuación.

Portada QS 43El próximo jueves día 29 de noviembre tendrá lugar la presentación del nuevo Quadern per a la Solidaritat "Contra la ceguesa incòmoda i autosuficient: una mirada crítica a la crisi migratòria i de les persones refugiades", de Maria Dolors Oller i Sala.

El lunes 29 de octubre tuvo lugar en los locales de Lafede.cat un acto de regreso / clausura / recopilación de conclusiones de las actividades desplegadas por la Campaña Global para reivindicar la Soberanía de los Pueblos, Desmantelar el poder de las transnacionales y poner fin a la impunidad durante la semana de la 4ª sesión sobre el Tratado Vinculante sobre empresas y derechos humanos que tuvo lugar en Ginebra del 15 al 19 de octubre.

En este acto se presentó el testimonio de 4 activistas defensores / as de los derechos humanos en sus países, personas comprometidas en la defensa de sus territorios y en la defensa de la cultura y los derechos laborales.

Pablo Fajardo, abogado del caso Chevron-Texaco, y Justino Piaguage, venidos de Ecuador, hablaron del caso de la contaminación de la selva amazónica por parte de la empresa petrolera estadounidense, afectando a miles de personas pertenecientes a diferentes pueblos originarios de aquellas tierras desde generaciones atrás. La contaminación ha afectado su vida, salud y supervivencia material e inmaterial. Tal como lo expresa Justino, autoridad del pueblo siekopai, tanto la vida como la cultura se han visto afectadas por la degradación de su hábitat y por la invasión de sus territorios por parte de muchas empresas que no respetan sus derechos en ninguna de las esferas.

Las comunidades afectadas de la amazonía ecuatoriana se han organizado y han presentado todo tipo de recursos contra la empresa que ha destruido la selva y ha contaminado los ríos. Tras 25 años de lucha jurídica con gran esfuerzo y con el apoyo de diferentes ONG, la empresa ha sido condenada a aportar miles de millones de dólares para revertir, en la medida de lo posible, los daños medioambientales causados. La población local no reclama dinero, sino que pide poder vivir en su casa con dignidad y en condiciones de salubridad. Los derrames petroleros han provocado un deterioro considerable en la salud de las poblaciones afectadas, donde han aumentado los casos de cáncer de manera exponencial. Sin embargo, con esta condena no está todo resuelto, dado que la empresa tiene muchos medios y alianzas jurídicas por no cumplir la sentencia, tal y como explicó Pablo, que está defendiendo las demandas de las comunidades desde hace muchos años.

Danelly Estupiñan, miembro del Proceso de Comunidades Negras de Buenaventura (Colombia), habló de cómo su ciudad, creada y construida con esfuerzo para las comunidades negras y campesinas para tener un lugar donde vivir en la bahía de Buenaventura, rica en pesca y biodiversidad, está siendo transformada y en parte destruida por la construcción del puerto más grande de América Latina de transporte de mercancías. Las instalaciones del puerto se están ampliando constantemente, con lo cual se está desplazando sin miramientos ni ofertas alternativas de vivienda a las personas y familias que construyeron su ciudad ganando territorio al mar. Al mismo tiempo, con la contaminación y el bloqueo de los canales que van al mar, se ha visto afectada toda la actividad económica de los pescadores artesanales que no tienen donde trabajar. La afectación es tan grande que las comunidades que habitan Buenaventura se han organizado por la solidaridad de los colectivos más afectados y para denunciar los planes del gobierno y las industrias que no respetan los habitantes de la zona. Ante la evidencia de la implicación de empresas catalanas en el proyecto, de la vulneración de los derechos humanos y las amenazas a los defensores y líderes de las comunidades, el Parlamento de Cataluña dictó una resolución para crear un centro de investigación de las actuaciones de las empresas catalanas en el exterior, con el objetivo de detectar las vulneraciones de derechos humanos que estén produciendo y actuar sobre las empresas con sanciones. Este centro está en proceso de creación.

El Sr. Pak Kin Wan, activista por los derechos laborales de la organización china Labour Education and Service Network, expuso la explotación laboral de los trabajadores y trabajadoras de la industria tecnológica y las condiciones insalubres en que están expuestos / as, trabajando sin la protección de guantes ni mascarillas, para fabricar los componentes necesarios para los aparatos electrónicos, manipulando materiales peligrosos y contaminantes. Esto provoca muchas enfermedades que no son reconocidas como enfermedades laborales. De este modo, las empresas explotan las personas hasta que no pueden seguir trabajando, sin reconocerlas ni proteger sus derechos a la salud, a la baja y la jubilación, que son vulnerados constantemente y sistemática. Además, el hecho de defender los derechos laborales y promover el asociacionismo entre los trabajadores y trabajadoras de China, lleva aparejado un gran riesgo que puede conllevar penas de prisión sin posibilidad de defensa ni recurso.

Situaciones como estas son las que nos empujan a organizarnos en red y trabajar conjuntamente para influir en las instituciones internacionales para que se apruebe un Tratado Vinculante que obligue a las empresas transnacionales a respetar los derechos humanos. Este año se ha celebrado la 4ª sesión de trabajo por el Tratado Vinculante. Es un proceso largo y costoso porque implica que los países consensúen unas normas vinculantes que obligarían a las transnacionales a actuar con respeto a los derechos humanos y al medio ambiente, y pondrían freno a la impunidad con que actúan actualmente. Los países de la órbita occidental de Europa, Norteamérica y también Rusia y China, con grandes intereses en que sus empresas transnacionales puedan actuar libremente por todo el mundo, oponen unas grandes resistencias a la aprobación del Tratado, presionando también a otros países de África, América Latina y Asia para que no apoyen el Tratado Vinculando con medidas efectivas de control de las actuaciones extraterritoriales de las empresas transnacionales.

140 representantes de La Campaña Global, a la que pertenece Justicia y Paz, han estado presentes en las sesiones del grupo de trabajo dialogando, debatiendo, denunciando y presentando los testimonios de los colectivos afectados por las actuaciones de las empresas con el fin de hacer visible su realidad debido a la actuación extraterritorial de las empresas. Desde 2017, por parte de la Campaña Global, se ha presentado una propuesta de borrador del Tratado con todos los elementos que se consideran imprescindibles para frenar la impunidad empresarial en el ámbito mundial que impera en la actualidad.

Tal como expresaron los testigos en el acto, sobre todo los representantes de los territorios afectados por las actuaciones devastadoras de las empresas, "defendiendo sus territorios están defendiendo el futuro del planeta". La contaminación medioambiental, fruto de un desarrollo sin control ni respeto por la vida global, está pasando factura mundialmente. Cambio climático, contaminación de las aguas, deforestación, contaminación de los mares, etc. son realidades que afectan, entre otros, a la fauna marina y por tanto a la alimentación.

Los países proclaman que las transnacionales son motor de desarrollo y en consecuencia son imprescindibles, pero por encima de todo la ciudadanía debe ser consciente de que los derechos humanos deben estar por encima de cualquier modelo de desarrollo.Defender los derechos humanos es defender una vida digna para todos. Eso sí que es imprescindible si queremos lograr el desarrollo humano integral que promueve el Francisco en su encíclica Laudati Si '.

Barcelona, ​​30 de octubre de 2018


 

Logo marxa pel climaEl próximo sábado 10 de Noviembre el Moviment per la Justícia Climàtica organiza una manifestación a las 12h en Arc de Triomf (Barcelona) bajo el lema "Canviem el sistema, no el clima" (cambiamos el sistema, no el clima) para mostrar el descontento y la preocupación de la ciudadanía por  el cambio climático y para exigir a los Estados que tomen medidas contundentes para hacele frente.

Migrantes con Derechos

Compartimos la nota de prensa elaborada por la plataforma #MigrantesConDerechos, de la que forma parte Justicia y Paz España. 

Subcategorías