Canvi climàticEl cambio climático es un fenómeno que ha sido confirmado con pruebas científicas y que sin acuerdos y colaboración entre los países del mundo, seguirá teniendo consecuencias desastrosas. Los científicos han proyectado que la temperatura promedia del mundo podría aumentar en 0.2°C cada década si las emisiones que causan el cambio climático, como las emisiones de carbón, continúan al ritmo en que están ahora1.  Si seguimos con las acciones peligrosas que llevan al cambio climático, toda la población de la Tierra se verá afectada por los cambios en temperatura y los cambios en el nivel del océano, entre otros. Aunque esto perjudicará a todos, la gente más pobre, particularmente en los países en desarrollo, sentirá la mayoría de los efectos, ya que ellos dependen más de la agricultura y sus países tendrán más dificultades para adaptarse a un mundo de clima cambiante.

A pesar de que han habido acuerdos climáticos en el pasado, como el Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de Copenhaguen, estos acuerdos han fallado en la reducción de la velocidad del cambio climático por razones variadas. Ante las debilidades de estos acuerdos y la creciente preocupación sobre las condiciones futuras de nuestra Tierra, muchos estados se han dado cuenta de que el mundo necesita colaborar y crear medidas más efectivas para afrontar este problema. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) aspira a hacer esto mismo con una cumbre medioambiental, en la cual se espera que participen 196 países. La conferencia, llamada “París 2015” (COP21) se llevará a cabo en París, Francia, entre el 30 de Noviembre y el 11 de Diciembre 2015. Esta conferencia tiene el propósito de llegar a un acuerdo jurídicamente vinculante con objetivos cuantitativos para mantener el aumento de la temperatura mundial promedio por debajo de 2°C. Adicionalmente, la cumbre tiene la intención de llegar a un acuerdo sobre el apoyo financiero para los países en desarrollo y su transición a economías menos dependientes del carbón2.  El objetivo de la cumbre es firmar y adoptar este acuerdo este año y empezar su implementación en el 2020.

A diferencia de las cumbres en el pasado, los países que tienen la intención de mandar representantes a COP21 necesitan demostrar sus intenciones sobre su reducción de emisiones antes de que la discusión empiece. Cada país debe presentar un Aporte a las Contribuciones Nacionales (INDCs), un informe que delinea las acciones climáticas que dicho país piensa tomar a partir de 2010 en el marco de un acuerdo internacional. En general, los INDCs han de demostrar las ambiciones del país en la disminución de emisiones dañinas, tomando en cuenta sus capacidades y sus circunstancias domésticas3.  En una síntesis sobre los 146 INDCs ya presentados, el impacto agregado de los INDCs llevará a que el ritmo de crecimiento de las emisiones mundiales per cápita entre 2010-2030 sea un tercio respecto a las emisiones entre 1990-2010. Sin embargo, el nivel de emisiones propuesto no llega a la meta de menos de 2°C de calentamiento global4.  Aunque los INDCs demuestran la determinación de los países para hacer cambios, está claro que se necesita implementar acciones más drásticas, y la cumbre será determinante para mostrar la inclinación de los países a colaborar y a poner el bien de todos por encima de sus intereses privados.

Como ha dicho recientemente el Papa Francisco, “lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aun entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas. Necesitamos una solidaridad universal nueva. Como dijeron los Obispos de Sudáfrica, ‘se necesitan los talentos y la implicación de todos para reparar el daño causado por el abuso humano a la creación de Dios.’ Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas, y sus capacidades.”5

COP21 será una prueba para el mundo de nuestra habilidad en hacer esto mismo, y si los países llegan a un acuerdo efectivo, será un paso vital para asegurar el bien de todos.

  1. "Climate Projections." Climate Projections. N.p., n.d. Web. 18 Nov. 2015.
  2. "COP21: The Stakes." COP21. N.p., n.d. Web. 18 Nov. 2015.
  3. "What Is an INDC?" What Is an INDC? N.p., n.d. Web. 18 Nov. 2015.
  4. http://unfccc.int/files/focus/indc_portal/application/pdf/synthesis_report_-_overview.pdf
  5. Carta encíclica Laudato si’ del Santo Padre Francisco sobre el cuidado de la casa común.

Para leer más:

Escrito per Gabriella Jassir
Foto de: MPPE