justicia santjust pleJustícia i Pau de San Just solicita a los representantes del Ple Municipal de 29 de mayo presentar una queja formal al Síndic de Greuges, al Defensor del Pueblo de Madrid y al Gobierno del Estado para denunciar el incumplimiento de los acuerdos del Estado con la Unión Europea sobre la acogida de 17.337 refugiados en España.

El grupo de Justíca i Pau de Sant Just Desvern se dirige a este Pleno formado por representantes políticos elegidos por los ciudadanos en las últimas elecciones municipales.

A todos ellos les proponemos reflexionar sobre los hechos siguientes:
En 1945 del siglo XX finalizó la II Guerra Mundial con el resultado de 50 millones de muertos y la mayoría de las ciudades europeas devastadas. A la vista de tanta destrucción, en diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento de obligado cumplimiento para todos los estados miembros. Consta de 30 artículos y en su preámbulo dice «Considerando que el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana es el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo».

Más adelante, el 20 de noviembre de 1989, se aprobó la "Convención sobre los Derechos del Niño» que, convertida en ley, fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Estas dos proclamaciones han sido firmadas por cerca de 200 países, entre ellos España. En el caso de los Derechos del Niño, también por la Generalidad de Cataluña. Las Naciones Unidas en recomienda su divulgación por los medios culturales y, especialmente, las escuelas.

Actualmente en el norte de África, en Libia y Turquía, y también en la Europa continental, en Francia (París, Calais), en Grecia (Lesbos, Idomeni), Hungría, Italia, Chequia y Polonia hay enclaves cerrados, sin conexión con el exterior, donde miles de personas que buscan refugio por las guerras y el hambre son confinadas en condiciones infrahumanas. Sin papeles para su regularización, ni esperanzas de futuro, sin posibilidades de trabajo y faltos de escuelas para los niños.

En Calais, al norte de Francia, hay un campo de refugiados, conocido con el nombre de «la selva» donde viven miles de inmigrantes hacinados, sin recursos y sin las condiciones higiénicas más básicas, ni agua ni luz. Las personas de las ONG de San Justo y del Consejo Municipal de Solidaridad y Cooperación que se desplazaron, hace ya dos años, para llevarlos 1.500 kilos de ropa de abrigo, testigos de la cruda situación en que viven, en volvieron impactados.

A todo esto hay que añadirle los cientos de personas (adultos, jóvenes y niños) que continúan muriendo intentando atravesar el Mediterráneo en lanchas hinchables y barcas de madera, y son auxiliados por barcos de ONG (entre ellas el Open Arms de Badalona).

Justícia i Pau de San Just solicitamos presentar, en nombre de los ciudadanos del municipio, una queja formal, por escrito, el Síndic de Greuges de Catalunya, al Defensor del Pueblo de Madrid y al Gobierno de España denunciando la incumplimiento de los acuerdos tomados por el Estado con la Unión Europea sobre la acogida de 17.337 refugiados en España. Si bien el acuerdo se firmó en septiembre de 2015, hoy mayo de 2018 España ha acogido poco más del 10%.

Desde Justicia i Pau de San Just consideramos que el incumplimiento de los acuerdos constituye un importante fraude de ley.

Pedimos al Gobierno de España que rectifique y cumpla los acuerdos suscritos con la Unión Europea y las Naciones Unidas.

No se puede alegar ignorancia al sufrimiento de todas aquellas personas que están pasando el mal trance en nuestro continente.

Agradecemos de antemano a este Ayuntamiento y a los partidos políticos que lo integran las actuaciones encaminadas a hacer cumplir los acuerdos mencionados, suscritos en su momento.

 

JUSTÍCIA I PAU DE SANT JUST

 

------

Imagen: la “Jungla” de Calais, Francia (2015).