LOGO Justicia i PauEl pasado día 14 de febrero murió, a los 78 años, Joaquim de Nadal i Caparà (1940-2019), quien fue el primer director de Justícia i Pau de Barcelona entre 1968 y 1970, en una etapa de grandes dificultades.

Joaquim de Nadal fue nombrado director del recién creado Secretariado de Justícia i Pau (años más tarde, asociación Justícia i Pau) el mes de mayo de 1968, con el encargo de poner las bases y poner en marcha las actividades de la entidad, que tenía entonces su primera sede en los locales del Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona (ICESB).

Por aquel entonces, la Comisión Permanente de la entidad estaba por formada por: Josep Vives (HOAC) Antoni Bascompte (ICESB), Ramon García Nieto (Asociació Catòlica de Dirigents i Caritas), Josep Roca Vilaseca (Agermanament), Manuel Vigil (Editorial catòlica), Llorenç Gomis (director de El Ciervo), Miquel Juncadella (ACO), Josep Maria Fornés (Asociació catòlica de Dirigents) y, como consiliario, Mn Josep Boix, así como, en calidad de asesor, Josep Maria Vilaseca i Marcet.

Una de las primeras acciones fue la participación, en el verano de 1968, en un Congreso internacional sobre la pobreza, organizado por la entidad católica Pax Romana Internacional en EEUU, en el que participaron el propio De Nadal i Josep Maria Vilaseca. El congreso permitió establecer contactos con entidades de países muy diversos y determinó que, desde entonces, Justícia i Pau haya dedicado una especial atención a esta materia. De esta preocupación surgieron, años más tarde, iniciativas tan importantes como la primera campaña por 0,7, la Comisión Cuarto Mundo o la Plataforma por el Derecho a la Vivienda, entre otros.

También en el mismo mandato de Joaquim de Nadal se estableció la colaboración con diferentes medios de comunicación para la publicación de artículos de opinión desde la perspectiva de Justícia i Pau. Por otra parte, en 1969 se acordó la incorporación a la entidad de un grupo de mujeres procedentes del CICF (Círculo de Influencia Católica Femenina), que enseguida hicieron una gran aportación (Rosa Griso, Rosa Monegal, Maria Lluïsa Caparà y Lluïsa Guarro). Hacia el final de su mandato, la entidad se trasladó al edificio de la Casa de la Iglesia, de la calle Rivadenyera 6, donde permaneció hasta el año 2013.

Joaquim de Nadal dejó la dirección de Justícia i Pau en febrero de 1970 y se dedicó posteriormente a la política. Fue concejal en el ayuntamiento de Barcelona entre 1983 y 1999 por el PSC y asumió tareas en el gobierno municipal, como segundo teniente de alcalde, concejal de distrito y como responsable en diferentes áreas. También responsable del Gabinete de la Presidencia de la Diputación de Barcelona y secretario general de la Presidencia de la Generalitat de Catalunya.

Desde Justícia i Pau queremos expresar nuestro agradecimiento por su dedicación y su labor en favor de la entidad en unos momentos tan decisivos, así como nuestro pésame y solidaridad con su familia por esta pérdida.