Marc Grau EdOArtículo de opinión de Marc Grau, presidente de Justícia i Pau de Terrassa.

Mayúsculas y minúsculas

El mensaje para la 52ª Jornada Mundial de la Paz es "La Buena Política está al servicio de la Paz". Y eso nos puede llevar a una buena pregunta: ¿Qué es la buena política? De hecho, ¿qué es la política?

Imaginemos por un momento que cada palabra vertebradora de nuestra sociedad contemporánea puede ser escrita en mayúsculas y minúsculas, según el uso que le queramos dar. En mayúsculas las podríamos escribir cuando le damos el significado último, la forma más elevada del vocablo. La palabra como anhelo, como sueño y utopía. Pensamos así en la POLÍTICA; la UNIVERSIDAD, el CUIDADO, la JUSTICIA, la DEMOCRACIA, la NAVIDAD, y tantas otras palabras que nos invitan a un mundo más humano. A la vez y siguiendo con el ejercicio, podríamos escribir las mismas palabras en minúsculas cuando nos referimos a la realidad concreta y vida que define el vocablo. Nuestra política de hoy, la universidad que pisamos, la forma como cuidamos, la justicia que percibimos, la democracia que vivimos, y la navidad que pasaremos.

Pienso primero en los pequeños. Tendríamos que ser capaces desde la escuela hasta casa, de empezar siempre explicando el significado, el sentido final de la palabra en mayúsculas. Invitar a despegar, a abrir horizontes mentales inacabables. Dibujar, describir, reflexionar juntos sobre la profunda inmensidad de cada concepto. Incorporar el sentido universal del vocablo. Llevar al corazón las palabras en mayúsculas y dejarnos guiar.

Pienso a continuación en los mayores. Somos buenos conocedores de las palabras en minúsculas. Somos hábiles comprendiendo la realidad que nos estructura, y que estructuramos. El reto, entiendo, reside en recuperar las palabras en mayúsculas. El juego requiere llevar gafas bifocales. Entender cómo es la política, y cómo puede llegar a ser. Cómo es la universidad y en qué se puede convertir. Cómo voy a vivir la Navidad y cómo la podría vivir. La tarea de cada uno de nosotros, desde nuestro campo, es engrandecer las minúsculas. Es contribuir a reducir la diferencia entre la palabra viva y la palabra universal. Es iluminar la minúscula a la luz de la mayúscula. No es un juego de palabras, es nuestro juego. Feliz Navidad y próspero año nuevo.


Marc Grau i Grau