El derecho a un trabajo decente debe ser y es un bien y un derecho fundamental de toda persona y está vinculado directamente con la dignidad humana. Este derecho es reconocido en el artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como a diferentes tratados internacionales de derechos humanos, y es descrito en la declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los Principios y los Derechos Fundamentales del Trabajo.

El trabajo decente no sólo garantiza un salario decente para cubrir las necesidades, sino que éste debe ser justo, equitativo y no discriminatorio de ningún tipo, con el fin de empoderar a las personas, las familias y los pueblos. Sin embargo es importante poder trabajar en unas condiciones laborales dignas, donde no haya lugar para la precariedad, ni laboral ni personal y donde todo el mundo que trabaja tenga derecho, uniéndose con otros, a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de los propios intereses, a la libre elección de su trabajo y a la protección contra el desempleo.

En definitiva, el trabajo decente significa: igualdad, ingresos justos, condiciones laborales seguras y sobre todo dignidad.

 

Objetivo de la campaña

Es por ello que con la campaña por el derecho a un trabajo decente, iniciada en 2014, Justícia i Pau quiere contribuir a una inmensa movilización en favor de un pacto social y político que ponga las bases de una economía que recupere el valor del trabajo humano y promueva la creación de trabajo decente para todos. Es decir un trabajo inclusivo y sin ningún tipo de discriminación.

 

¿Qué hacemos?

Trabajamos para conseguir crear más conciencia social y una visión global, ya que el problema del trabajo no es algo solamente local o nacional. El paro y el trabajo precario, inseguro y peligroso, la explotación laboral, en particular la explotación de las mujeres y la explotación infantil son malos gravísimos a escala global.

En este sentido, trabajamos (con debates, conferencias, publicaciones, contactos con asociaciones empresariales y sindicales, entrevistas con dirigente políticos ...) para promover la creación de una opinión pública que contribuya a exigir medidas y políticas locales, nacionales e internacionales que incluyan la promoción del trabajo decente.

Para conseguirlo apostamos por la formación y cualificación laboral, la innovación, el autoempleo, el apoyo a la pequeña y mediana empresa y el mundo rural, la garantía de la paridad salarial entre hombres y mujeres, la no discriminación, el apoyo a los jóvenes, la inserción laboral, las iniciativas de economía social y solidaria, el cooperativismo, el desarrollo sostenible y la búsqueda de fórmulas viables para distribuir mejor el trabajo disponible.

 

Documentación relacionada

Llamada de Justícia i Pau de Catalunya: Hay que garantizar el derecho a un trabajo decente - 30 de noviembre de 2015

Acto por el derecho a un trabajo decente de Justícia i Pau y la Pastoral ObreraJustícia i Pau y la Pastoral Obrera - 26 de noviembre de 2015

Jornadas Anuales de Justicia y Paz de España "Por el derecho a un trabajo decente" - 10, 11 y 12 de abril de 2015